sábado, 22 de septiembre de 2007

Aldabas en la noche

El poder evocador de la fotografía es un asunto fascinante. Ésta fue realizada en Barcelona, en una calle del centro, por la noche. Las aldabas son de por sí un objeto dotado de cierto misterio. Por una parte parecen custodiar el acceso a la fortaleza, y por otra son la clave para poder acceder a su interior. Además, su imagen lleva implícito un sonido: imposible observarla sin escuchar la poderosa llamada, sus ecos avanzando por los pasillos, ascendiendo por las escaleras, recorriendo los rincones oscuros en busca de un oído humano... Se diría que, de algún modo, saben de antemano si al visitante le será franqueada la entrada, o si deberá aguardar ante la puerta inútilmente. La aldaba es el oráculo.

1 comentario:

monilisa dijo...

¡Jolines, qué bien escribes, jodío!
Te adoro Navaja suiza, ornitorrínco, supercalifrajilisticospialidoso...