domingo, 7 de septiembre de 2008

¡Campaaaaaana y se acabó!

"Morir antes de morir". Una frase que para muchos sólo es un enigma, metafísica para ociosos como yo. Un paso necesario, para algunos. Lo siento, de verdad, pero me cansé de ser el pim-pam-pum del universo. De verdad que este blog sólo pretendía ser un espacio para compartir, para salvar las barreras del espacio - y del tiempo, si me apuran. Una ventanita al mundo. Pero está claro que es demasiado expuesto. Antes de señalar a los demás con el dedo es conveniente mirarse un minuto al espejo.
Así que para dar la razón a quienes llevan tiempo empeñados en que odio al mundo y sus habitantes, que me creo superior a toda la humanidad (y el más listo de la clase), me rindo. Echo el cierre a este nido de egolatría y el que de verdad tenga interés en saber de mi vida, que me llame o me mande un mail.
Qué lástima, no puedo borrar mi vida desde que nací hasta el día de hoy.
Perdón por no ser perfecto. Es de fábrica.
Hasta nunca.
P.D.: Ya no contesto más comentarios.

3 comentarios:

Benjamín dijo...

Hola. Pues necesito tus datos, mail y números telefónicos. Te doy el mío. sarava@gmail.com. Un abrazo y ojalá retomes el blog, pues me gustan las fotos y tus comentarios. Un abrazo.

Benjamín dijo...

Vuelvo a quejarme, con tanto o más derecho del que te cobija cuando reclamas leer a tus lectores. No puedes cerrar el libro porque sí.

Está claro mi compromiso con tu espacio, con tus reflexiones, con tu deseo de compartir la belleza de fotos y dibujos, y la inteligencia de tus palabras. Por supuesto que no siempre coincido contigo, a Dios sean dadas las gracias.

Así que espero la próxima entrada, acaso con ese humor que aflora de cuando en vez. Un abrazo.

ornitorrinco dijo...

Supongo que tienes razón, hermano. Creo en la reciprocidad que nace de la buena fe, y a fe mía que a ti te sobra. Jugando con el título de la entrada, este blog se ha salvado, de momento, por la campana. Gracias una vez más (y las que haga falta). Qué difícil es perfumar a un escorpión...