jueves, 18 de octubre de 2007

Rumble Fish


Un poco más de cine. Hay películas que tienen el poder de producir un impacto duradero. Posiblemente no haya una sola causa, pero dejando a un lado las circunstancias, el buen cine posee la cualidad de dejar una huella, a veces profunda, y de marcar incluso una tendencia en nuestra manera de ver el mundo. Puede que esté exagerando, no sé. Pero lo que es seguro es que "Rumble fish" (como es costumbre en España, la traducción del título fue imperdonable: "La ley de la calle") marcó para mí un hito significativo. La prueba de que hay otras formas de hacer cine, que se pueden contar historias llenas de humanidad y dotarlas de imágenes que van más allá de una mera puesta en escena. Que el Arte se abre paso cuando hay talento, y que el cine es arte cuando está en las manos adecuadas. Si ayer hablaba de "Matar a un ruiseñor" como la combinación mágica de gente y circunstancias, en "Rumble fish" se reunieron un grupo de actores en estado de gracia, un director que ha demostrado su genio sobradamente, y un equipo unido por una idea común.
Es difícil resaltar un aspecto en particular, pero destacaremos al reparto, porque todos hacen un trabajo excepcional. Hoy día muchos productores darían cualquier cosa por contar con semejante plantel: Dennis Hopper, Matt Dillon, Vincent Spano, Mickey Rourke (que todavía tenía su propia cara y está magistral, aunque ahora cueste creerlo), Tom Waits, Diane Lane, Laurence Fishburne, Nicolas Cage... La música de Stewart Copeland (por entonces batería de The Police), la fotografía de Stephen H. Burum...Y la maestría de Coppola, claro.
Han pasado 24 años desde su estreno, y sigue sorprendiendo, sigue siendo estéticamente vanguardista, continúa emocionando...
Está claro: The motorcycle boy reigns.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

J.J.
¿Y para cuando una REVISTA o MAGAZINE o FANZINE con secciones?
Seguro que a más de uno le interesan tus colaboraciones. No hay muchas personas "renacentistas" en los tiempos que corren.
Buen dia.

ornitorrinco dijo...

Pero qué majo eres...Bueno, pues ya va siendo algo así, ¿no? Se admiten colaboraciones...

monilisa dijo...

Yo la ví contigo hace tiempo y recuerdo que me gustó. Pero la que me parece hermosa de verdad es "Matar a un ruiseñor". También la vimos juntos... Mira que me enseñas cosas bonitas.

Anónimo dijo...

J.J.
Querida Mónilisa, cuidado con lo que dices que te gusta. Los ruiseñores son especies protegidas y siempre puede haber un gallito, o sea, un cantamañanas, que se pase de listo en su gañaneria, con su manual de "Comportamiento socialmente correcto en cualquier circunstancia y pase lo que pase sin saber por qué". Yo sé de uno que tuvo que esconder su verguenza ajena y sacar toda su paciencia, que cada vez es menos, un dia que le recriminaron un comentario sobre que a él le gustaba el cine negro.Alguien comentó, con un dedo levantado, lleno de sabiduria y buen comportamiento social, y la cabeza llena de serrín, que como era posible que se dijera que había un cine de negros. Y dijo esa mágica palabra que empieza por ra y termina por cista.La palabra mágica para hacer el silencio.Estas cosas pasan.
Para que dar explicaciones.Coges, te vas, y ves "El Halcón Maltés" en inglés.A ver si esta vez se le cae el cigarro de la boca mientras cecea...

Coppola y sus pelis, Cage y su careto,Hopper y su amoto, Waits y su ronquera, Coppeland dandole duro, rápido y preciso...que tiempos aquellos.Cada vez hay menos memoria real y más cascarilla.
¡Aquellas sesiones de cine de tres pelis!¡Aquellas fotos y el gustazo del vinilo!O rebuscar en las ofertas.
Paciencia, brother.Picopato, rabocastor.Buena inmersión.