martes, 1 de abril de 2008

El grito de un hombre


Un hombre que grita sin furia, que grita cuando nadie le puede escuchar, perdido en un páramo rojo y desolado. Arroja su voz para poder oírse, para recuperar al menos el eco de su propia existencia. Podría mostrarte - piensa - el lugar exacto en que la vida se transforma en nada, la intersección vertiginosa de los dos mundos, remolinos de ceniza brillando como diamantes falsos. Quizá pueda colgar de las paredes las máscaras que uso para que no me duela tanto mi reflejo. Y comprarme un sombrero que me haga parecer otra persona. Pero siempre ando buscando la salida de tanto laberinto que me invento, y me río de Sísifo (y eso que soy la piedra).
Un hombre grita, y de su garganta enrojecida brota un poema que ya apenas recordaba:

Vívidas tras el sueño,

como amapolas, vírgenes aladas,
con los labios cubiertos de rocío,
susurrando sus nombres de sirena
en los oídos tiernos de los niños que habían de nacer aquella noche.
El mar estaba en calma, pero rojo;
el cielo era una perla, la luna una guadaña,
en el páramo aullaban las ausencias.
Los ojos se cerraron sin saberlo,
las lágrimas guardaron su secreto
y apenas se podía ver un hilo
- tan estrecho era el tiempo, y el silencio,
tan finos los recuerdos -.
Y al fin llegó el momento revelado,
las almas se encarnaron en los cuerpos,
la lluvia descendió sobre el desierto;
la vida florecía
en un corazón árido,
en un erial sediento
del amor de los hombres
y del agua que viaja en los brazos del viento.

3 comentarios:

Luna dijo...

Siento como tu corazón se desgarra,pero luego,esa poesia marav illosa deja ver un halo de esperanza.Animo sé que nada es tan tremendo,ni tan extraordinario.

Anónimo dijo...

J.J.
Buenos dias.¿Cómo lo ves?Yo electrificado y con minas.El etiquetado petrifica. Y los poliedros no se deben dejar petrificar.Yo me las arranco(las etiquetas)un dia si y otro tambien.El nivel de maniobra debe estar siempre disponible al máximo.Luego no hay que quejarse por haberse dejado atar de pies y manos o convertir la vida en una imagen fija.Y los senderitos espinosos que no llevan a ninguna parte se cierran y se buscan otros, con mas luz, mas sol y un poco mas de diversion.Lo real puede ser muy divertido. Ya lo sabes tu.
Basho en el fondo era un pobre tonto borracho.Querer coger la luna reflejada en el agua, cuando no tenia mas que levantar la cabeza y ver que la luna estaba donde siempre,real, sobre su cabeza.Asi se ahogó.Dando suspiros trascendentes y borracho.Menos sangre y mas musica.¿Donde está la musica en todo esto?

Anónimo dijo...

J.J.
Da de comer todos los dias al hombre de hojalata para que crezca. Si no morirá y terminará al sol en un desguace.
A que es profundo esto, ¿no?.Pues tengo más.Por lo menos hasta que los hombres de hojalata salgan de fábrica.¿Qué no lo entendeis?Pues paciencia.Todo llegará.Ya saldrán de la mesa de diseño del inventor.Cuestión de poco tiempo.El justo.