martes, 6 de enero de 2009

Buenas noches y buena suerte

Es tarde y estoy cansado, y no pensaba actualizar el blog. Hoy terminan oficialmente las fiestas navideñas, que por mucho que lo intentes no hay forma de evitar que te engullan como un gigantesco sumidero. Pero cada vez que veo las dos entradas anteriores, la visión de mi cara multiplicada empieza a parecerme que no fue tan buena idea. Así que, a modo de urgencia, me lanzo al vacío creador sin red. O lo que es lo mismo, cuelgo una foto, y a escribir. Si estuviera más entero hablaría de la vida, de lo absurda que es a veces, y de lo que cuesta en ocasiones encontrar un significado mínimamente sostenible a cuanto nos sucede. Pero no lo estoy, así que me conformaré con decir que, en general, la casualidad no existe. Y mira que me gustaría creer lo contrario, pero no hay manera. Estoy recuperando lecturas de juventud, y comprobando cómo el factor tiempo hace que muchas cosas cambien de significado. Lo que antaño nos pareció fascinante y enigmático hoy se nos presenta pueril. Lo que en su momento aparentaba ser mera palabrería, ahora revela sutilezas inesperadas. Lo cual viene a confirmar que estamos en perpetuo cambio, en constante mutación. Desgraciadamente eso no siempre significa evolución. Pero eso es otra historia. ¿Y la foto? Pues no sé si tiene que ver con todo esto. Es un regalo de cumpleaños que le hice a mi pequeñajo el año pasado (lo que hace la falta de presupuesto). Se supone que es un robot. En este momento necesita una profunda reparación, pero eso era previsible. En fin, también era una declaración de principios. Probablemente no cumplió ninguno de sus propósitos, pero valió la pena intentarlo. Si lo miro detenidamente, creo que lo hice un poco a mi imagen y semejanza. Pero seguramente son ínfulas del ego creator. Qué cruz...
Hala, misión cumplida, ya está aquí la primera entrada de 2009. Prometo esforzarme por mantener el ánimo en alto y dar lo mejor de mí mismo. Pero que nadie espere milagros. O sí.
A ver si me termino Moby Dick (sólo me quedan 320 páginas) y cumplo mi promesa de hablar de La Ballena.
Y como fin de fiesta, un haiku del maestro Bashoo:

Primer chubasco.
También el mono quiere
un abriguito.

Hatsu-shigure
Saru mo ko-mino o
Hishige nari

8 comentarios:

elNota dijo...

Estoy en desacuerdo amigo mío.

Porpuesto que cambiamos. Nuestro entorno cambia. Nuestras motivaciones cambian. Pero si de algo esta seguro de abuelo. (en sus monetos de lucidez) Es que ahora sabe más que cuando tenía 12 años.

No creo que involucionemos. Claro que cambiamos de punto de vista. De coche. De ropa. De marca. De ideas. Es normal. Yo al igual que mi abuelo creo en Darwin. Creo en la evolución.

Es lo que tiene crecer como persona, que nunca dejas de aprender y de sorprenderte a ti mismo.

ornitorrinco dijo...

En próximos capítulos hablaremos de los procesos de aprendizaje, que son complejos y apasionantes. Y en ocasiones, llenos de trampas. La mente es el universo...

Anónimo dijo...

No será que te miras demasiado el ombligo. No será que te quedas sentado viendo pasar la vida, y solo juzgas la vida y obras de los demás?.
Podria ser?, que te pusieras en marcha, quizás con mucha humildad, y no derrotismo, y así darte cuenta que todos somos "humanos", incluso tú.
Créeme la vida no es fácil, es una "continua lucha, pero ahí estamos todos.
Te sabes inteligente, quizás lo eres, digo quizás, porque para mi la inteligencia es mucho más que tener muchos conocimientos y buen as aptitudes, para mi inteligencia, es poner en práctica todo eso.
Disculpa que entre en un plano tan personal, pero te sigo hace tiempoy la mayoria de las veces, trasmites "nubes negras". Que porqué sintiendo eso entro en tu blogg?, créeme , no es masoquismo, soy, sigo siendo esa persona que te aprecia y te felicita el Año.
Solo hay una solución "ponte en marcha".

Anónimo dijo...

HOLA! ES PRECIOSO, EL ROBOT!!!! ME ENCANTARIA HABER RECIBIDO UN REGALO ASI CUANDO ERA PEQUENA Y A LO MEJOR TAMBIEN AHORA :)

COMO SIEMPRE, ANIMO PARA TODO LOS DIAS QUE HAY POR DELANTE Y QUE SIGAS ESCRIBIENDO, FOTOGRAFIANDO Y PENSANDO COSAS TAN INTELIGENTES (EN MI MODESTA OPINION, LO ERES Y COMO) COMO LAS QUE HAN DADO VIDA A TU BLOG HASTA AHORA. AUNQUE A VECES SE TINAN DE NEGRO! SEGURO QUE HAS LEIDO EL LIBRO "LA INTELIGENCIA FRACASADA", DE MARINA (QUE PARECE QUE LO ESCRIBIO PENSANDO EN MI)

BUENO, PUES NADA,QUE MUCHA SESERA A VECES NO TE LLEVA POR EL MEJOR DE LOS CAMINOS, ASI, PARA ABREVIAR. Y LA MAYOR PARTE DE LAS VECES NO VA ACOMPANADA DEL SENTIDO PRACTICO. EL MUNDO ESTA LLENO DE PRACTICOS MEDIOCRES Y ALGUNOS GENIOS, CASI SIEMPRE DISPERSIVOS....ESTO LO DIGO POR EL ANONIMO QUE ME PRECEDE. SOLO ALGUIEN MUY INTELIGENTE PUEDE ESCRIBIR Y REFLEXIONAR COMO ORNITORRINCO LO HACE...COMO PUEDES PONERLO EN DUDA?

ESPERO QUE SIGAS CONSTRUYENDO ROBOTS TODA LA VIDA. AUNQUE NO TE AYUDEN A HACER LAS COSAS DE CASA, ES DECIR, SEAN "POCO PRACTICOS".

A BIENTOT,
MILLA

ornitorrinco dijo...

¡Hola Milla! ¡Qué oportuno tu comentario! Justo estaba contestando al anónimo/a, pero ahora prefiero dejarlo correr. Aunque haya quien lo dude, estoy en el proceso de centrarme en las cosas buenas. Consideraré tu elogio del robot como un encargo... ¿Falta mucho para tu cumpleaños? Bueno, que me alegra leerte, y que este año va a ser menos negro que el pasado. Y no creo que te reconozcas en el libro de Marina, al menos no más que el resto del mundo (incluido yo, anónimo). ¡Pero si estamos aquí para aprender!
Un beso y gracias.

Maria Leonor dijo...

Hola, estoy escribiendo una columna sobre la navaja suiza y me llamó la atención el nombre de tu blog.
Cuentame si puedes la razón.

Saludos,

ornitorrinco dijo...

Hola, María Leonor. Por supuesto, la explicación la encontrarás en una entrada de las primeras, titulada "Hay otro porqué". No sé si te servirá de mucho, pero gracias por el interés, y suerte con la columna.
Un saludo cordial-

Maria Leonor dijo...

Gracias, ya lo encontré.
Estamos en contacto.

Saludos,
María Leonor