martes, 2 de junio de 2009

Mientras desaparece...


En tu mirada el mar entre la niebla,
y todos los misterios
en un rumor de olas,
en el latir oculto,
en el silencio explícito del aire que respiras.

Hay un candor, clamor, un canto
que no cesa,
en la espuma que estalla entre mis manos,
en la brisa y los pétalos,
en la rosa escondida entre las rosas.

Amor, yo te conozco.
Muéstrame ya tu rostro,
enséñame las manos, las caricias,
cíñeme con el lazo de tus besos
azules, grises, blancos y violetas,
peregrinos del tiempo no vivido.

En el instante, ahora,
cuando es siempre,
cuando la noche calla,
cuando el ruiseñor duerme,
cuando la vida es luz
y no se apaga.

Donde el miedo es un eco que cada vez más
se pierde
- mientras desaparece -
(mientras desaparece)
mientras desaparece
sumergido en el mar entre la niebla...

1 comentario:

Atrapao dijo...

Quien te ha visto y quien te ve,
lo que empezó como unas hormonas revolucionadas a causa de la primavera,
ha acabado en un romace de verano en toda regla...

Y puesto que lo visto y leido,
todas las musas de Madrid están cohabitando en su domicilio...

Aproveche el momento caballero,
y de rienda suelta a la palabra en forma de declaración de amor...