lunes, 19 de octubre de 2009

Eclipse

Como si todas las palabras del mundo pudieran salvarme. Cada instante vivido cae, como en un reloj de arena, la clepsidra que se vacía y se llena al mismo tiempo; las horas contadas, los días perdidos en la contemplación del firmamento, en la inacabable búsqueda de esa respuesta que siempre te evita. Que se esconde al otro lado del espejo, detrás de ese rostro que te devuelve la mirada aunque no quiera. Y quién es, por qué me mira con ese gesto entre cansado y furioso. Como un Dorian Gray desesperado en la añoranza de la belleza de un mundo que, en realidad, nunca existió. El ingenuo, el obediente, el sumiso. Él pagará su inocencia, encerrado en la celda más cruel, la habitación 101, donde aguarda la peor pesadilla. Mira los astros, las cosas pequeñas, lo invisible. Mira y no comprende.
Por eso hay que morir. Porque al final sólo estás tú, ¿verdad? Devastado, desnudo, insignificante. En este otoño en que el suelo se cubre de sueños abandonados, de restos de naufragios, de los viejos objetos inservibles que se te adhieren como una costra. Y los recuerdos, pesando como plomo, arrastrando una montaña con los dientes. Ese trueno lejano es tu voz de ayer que te persigue como un eco. Ese relámpago es la conciencia del presente, el látigo implacable, el ahora. Ese rayo te partirá en dos, arderás en su fuego, para ser la ceniza que se lleva el viento de la mañana.
Muerto o dormido, qué más da, abandonado, mudo. El silencio es un dulce abismo abriéndose a tus pies. Me quitas la palabra y no soy nada. Me la das, y soy menos aún. Si mis ojos pudieran decir, si mi corazón se detuviese un segundo, si todos los versos fueran una espada o un templo, o un mar oscuro.
Me doy la vuelta y ahí sigo. El aire sólido, estancado. Un aleteo breve, imperceptible. La sombra agazapada. Una música de fondo que nunca acaba. La coraza, la herida abierta, el miedo. El día esperando que la noche se vaya.
Y se irá, claro, pero siempre vuelve.

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Uf,uf!!!!.Qué comedura de "coco"tienes.
Te imagino continuamente pegado a tí y a tu amigo invisible,(el ordenador)con una retaila de "lamentaciones".
¿A caso eres un adolescente?, si es así, te diré que se cura con los años, sino, lo tienes crudo amigo.
La vida ni es fácil ni es un drama, es lo que queramos que sea( a veces con dificultad) ahí lo bello de ella.
Admiteme un consejo, PONTE EN MARCHA.

Hanan dijo...

Hay un dicho muy antiguo que dice que cuando uno señala al otro con el dedo, hay cuatro dedos que le señalan a uno. Querido anónimo ¿nunca te preguntaste si lo que ves en los demas era tu propio reflejo?.

Celia dijo...

Por lo que ultimamente leo en tu blog, hay gente que desgraciadamente carece de la mínima sensibilidad para percibir el caudal de sensaciones íntimas que contienen tus redacciones.

En ellas también, la profundidad de los látidos de amor y desamor, unas veces dulces y otras estentóreos, resultan imperceptibles para las mentes prosaicas y cautivas de su propia arrogancia.

Expresiones poco dúctiles y mal elaboradas, tanto en la forma como en el fondo...

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Pues yo sólo veo poesía y sensibilidad. No se donde pone que sea una sesión de Psicoanálisis, pero si eso es lo que refleja el texto del autor, pues tampoco es tan dramático, más al contrario, ojalá el mundo se pusiera en marcha con una pizca de esta sensibilidad.

Me gustó mucho.
J.

Julia dijo...

A mí también me gustó mucho. De una belleza y una ternura devastadora; en este otoño suave, lleno de colores y matices tan extraordinarios, es un placer leer y detenerse en tus palabras escritas, cada una de ellas tan sugerente como lo que la mirada de cada uno sepa ver o reflejar.
Un beso muy fuerte, ornitorrinco.

Sr.Atrapao dijo...

bueno pero al final salva el mundo o se queda con chica.... maldito cine expresionista...

ornitorrinco dijo...

¡Ay, aquellos días en que todas las películas acababan con "The end"!
No sé, creo que el mundo se salva, pero la chica siempre se va con otro...

Anónimo Kobardika dijo...

A mi también me gustó mucho. Es más, creo que tiene todo el derecho a seguir manifestando su rencor y su resentimiento con el mundo y con los demás.
En definitiva, me encanta esa falta de fé y convicciones más allá de la propia egolatría.
Y todo ello condimentado en una forma narrativa entre alambicada y pretenciosa.
En fin, que te quiero.

Anónimo dijo...

Llega un momento en el que no entiendo nada.
¿Por qué tratais de hundir al mensajero?
¿Es que no os basta con miraros al espejo?.
Iluminad vuestra mirada.
Besos.
Milla.

Anónimo dijo...

Buenas, Ornitorrinco. LLevo toda la noche despierta trabajando y quizas no sea muy coherente. No veo la hora de irme a dormir. La Milla que ha firmado antes no soy yo. Es decir, yo soy Milla, no Jovovich, desgraciadamente, pero sì la que ama vivir la libertad encima de una moto y dibuja tiras comicas en su escaso tiempo libre. La que de vez en cuando pasa por aqui y admira lo que sale de tu cabeza, participando a veces y otras estando en silencio.
Genial que haya mas de una, pero ya es casualidad, no?
En fin. Sigue adelante y un abrazo.

Milla.

ornitorrinco dijo...

¡Cuánto tiempo y qué alegría, Milla!
Te agradezco enormemente el comentario. He de decir que ya sabía que la anterior no eras tú. Por cierto, suplantar la identidad es un delito, además de una falta de respeto.
Se te echa de menos, y espero con paciencia alguna pista sobre la moto y las tiras, ya lo sabes.
Gracias por seguir visitando este lugar, aunque sea en silencio.
Un beso.

Anónimo dijo...

Como lo cortés no quita lo valiente, he de reconocer que creo que me he confundido de adversario. A no ser que seas maquiavélico.
Yo contestaba a la arrogancia de Ginés, funcionario de prisiones, aspirante a psicólogo, y maltratador encubierto de esas víctimas sociales que son los presos. En definitiva un patólogo social, con el que mantuve una larga y enrevesada discusión en Talavera.
Alguien nos ha tomado el pelo a los dos. Me imagino ahora quien. Cuando lo solucione te lo cuento.
Eso no quita que en uso de mi libertad no me guste tampoco lo tuyo. Pero te animo a seguir. Veo que tienes muchas fans.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

ultimamente los comentarios de algunos visitantes estan dando a tu blog unas pinceladas de noir al mas puro raymond chandler, pero un poco menos elegante

funcionario de prisiones psicopata? alguien acaba de verse La milla verde o Cadena perpetua...

es todo muy intrigante... al menos me tiene despierta a esta horas intempestivas, mientras trabajo a contrarreloj

ah, genial lo de ser catalogada como una fan tuya. mola. espero que el club siga creciendo!

un abrazo,
Milla.

ornitorrinco dijo...

Me alegra comprobar que este blog estimula la creatividad. Supongo que esto es la web 2.0: al final son más interesantes los comentarios que las entradas.
En cuanto a las fans, estoy planeando iniciar una gira mundial, abrir un grupo en Facebook y hacer camisetas con la frase: ¿Qué hace un ornitorrinco con una navaja suiza?
De momento, con tres o cuatro camisetas bastará.
Gracias por tus visitas, Milla, un beso y duerme un poco más... si te dejan.

Silvia dijo...

¡Yo también me apunto a lo de ser fan tuya! Así que quiero camiseta.
Como siempre, me sigue encantando lo que cuentas y cómo lo cuentas.

Por cierto, estoy alucinada con esa historia del psicólogo maltratador de presos ¡Sin comentarios!

Un besín.
Silvia.

ornitorrinco dijo...

Tomo nota, Silvia. Podéis usar el mail para decirme la talla: S, M, o L, que a lo mejor alguien ha cogido unos kilitos en verano y no quiere que los demás se enteren.

Gracias y un besín.

Celia dijo...

Yo también me siento entre tus admiradoras, palabra que me gusta más que ese anglicísmo de "fans". Resérvame mi camiseta. Otro dia te digo la talla...
Y un consejo: pasa de la amargura que se torna casi siempre agesíva de los que no tienen nada que decir.
Un abrazo.

Celia dijo...

Yo también me siento entre tus admiradoras, palabra que me gusta más que ese anglicísmo de "fans". Resérvame mi camiseta. Otro dia te digo la talla...
Y un consejo: pasa de la amargura que se torna casi siempre agesíva de los que no tienen nada que decir.
Un abrazo.

chema naranjo dijo...

Fantástico Rafa, es un placer leerte...(aunque a veces no te entienda).
Espero que todo te vaya bien ...y sigas respirando.
échale un vistazo a mi blog, a mi web y me comentas, tu criterio para mi es muy importante.
Un fuerte abrazo amigo.

ornitorrinco dijo...

Gracias, Celia. Tomo nota de tu encargo...
Un abrazo.

ornitorrinco dijo...

Hola Chema: gracias por tu comentario (yo a veces tampoco me entiendo, no creas...).
Te envié un mail comentando tu web el día 8 de octubre, a tu cuenta de Yahoo. Comprueba si lo has recibido, y si no lo copio y te lo reenvío.
Un abrazo.